jueves 1 de marzo de 2007

 

¿Por qué?

"Mi filosofía", dijo Ayn Rand, "es el concepto del hombre como un ser heroico, cuyo propósito moral en la vida es su propia felicidad, para quien la realización productiva es su más noble actividad, y la razón su única guía".

Cuando yo acababa de salir de la secundaria mi abuela Frances me regaló un libro y me dijo: “Léelo, que es muy bueno. Lo único es que la última parte es muy filosófica”. Ese libro, ¡uno de los mejores regalos que he recibido en mi vida!, fue Atlas Shruged, de Ayn Rand. Un año más tarde, poco más o menos, Lissa Hanckel, mi profesora en la Universidad Francisco Marroquín, me dio a leer The Night of January 16th., una obra de teatro por la misma autora.

A partir de entonces no me contuve, y leí The Fountainhead, Anthem, y muchas obras más de Rand, o sobre su filosofía. Y estaba en el lugar correcto. La UFM, en Guatemala, era el lugar más apropiado para empezar mis estudios de objetivismo ya que la misión de esta casa de estudios es “la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables”. Y su fundador, Manuel F. Ayau, así como su actual rector, Giancarlo Ibárgüen S. entre muchos otros amigos, profesores y directivos, incluidos Warren Orbaugh y Ricardo Rojas, conocen y respetan la obra de Rand.

En este sitio, aquellos que vemos al hombre como un ser heroico cuyo propósito moral en la vida es su propia felicidad y aquellos que creemos que es posible una sociedad de personas libres y responsables, tenemos otro punto de encuentro. Y también lo tienen aquellos que no conocen a Rand.

Para principiar, hoy que es inaugurado este sitio, le invito a ver el documental Ayn Rand, A Sense of Life, de Michael Paxton. Este está disponible, para usted, en Take One, la tienda de vídeos que está en la Plaza Futeca de la zona 14.

En 1997 esta extraordinaria presentación de la vida y obra de Rand obtuvo una nominación para el Premio de la Academia al mejor documental; y en 1998 alcanzó el Goleen Satellite Award, en la misma categoría.

La disponibilidad de este documental, en Guatemala, es una buena forma de celebrar y de compartir la alegría de contar con Libertate viam facere como un punto de encuentro para estudiantes de objetivismo.

Si usted cree que la realidad existe como algo objetivo y absoluto; que la razón –o sea la facultad que identifica e integra el material provisto por los sentidos– es el único medio que tienen las personas para percibir la realidad, su única fuente de conocimiento, su única guía para la acción, y su medio básico para sobrevivir; que toda persona es un fin en sí misma y no un medio para los fines de otros; y que el sistema político y económico ideal es el capitalismo de laissez-faire; seguramente disfrutará de A Sense of Life y querrá saber más del objetivismo.

Y si usted no está de acuerdo…pues que eso no le detenga. Intercambiemos ideas.

¡Por la libertad, y la razón!

Luis Figueroa

El autor es columnista del diario guatemalteco Prensa Libre y profesor de Filosofía Social en la Universidad Francisco Marroquín.

Comentarios: Publicar un comentario en la entrada





<< Página Principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]