martes 31 de julio de 2007

 

La rebelión de Atlas, en lo alto de La Danta

En el año en que se celebra el 50 aniversario de la públicación de La rebelión de Atlas, por Ayn Rand, Marta Yolanda Díaz-Durán, profesora de Filosofía Social en la Universidad Francisco Marroquín y conductora del programa de radio Todo a Pulmón, llevó aquella novela a lo alto de la pirámide La Danta, en el sitio arqueológico de El Mirador, en Guatemala.

El Mirador (PDF) es un sitio del preclásico y La Danta es la más grande estructura maya conocida hasta ahora. Su base ocupa un espacio como el de tres campos de fútbol juntos, y es 10 metros más alta que la pirámide más alta de Tikal.


Etiquetas: , ,


viernes 29 de junio de 2007

 

¡Por fin!, Objetivismo al alcance de todos

Los usuarios registrados, de www.aynrand.org, tienen acceso gratuito, ahora, a una valiosa colección de vídeo y audio sobre el Objetivismo y por Ayn Rand; así como a conferencias impartidas en el Ayn Rand Institute.

Todo este material está a disposición de estudiosos del Objetivismo y el único requisito es el de registrarse en el sitio Web del Instituto. Ayn Rand es autora de La rebelión de Atlas, que cumple 50 años en octubre de 2007; y también de El manantial.

Las conferencias de Rand incluyen temas como El arte en la educación, Fe y fuerza, Introducción al Objetivismo, y Filosofía: ¿quién la necesita?, entre otras. Entre sus entrevistas se cuentan: Los enemigos del “extremismo”, La naturaleza de los derechos, La política en una sociedad libre, La prensa en una sociedad libre, y El egoísmo como virtud, entre otras. Otras grabaciones incluyen: Apolo y Dionisio, La balcanización global, La bancarrota moral de nuestra época, El nuevo fascismo: el gobierno por consenso, y ¿Qué es el capitalismo?

El material también incluye una serie de conferencias, sobre temas variados, impartidas en el marco de las ARI Lectura Series, por académicos como Yaron Brook, Adam Mossof, C. Bradley Thompson, y Tara Smith, por ejemplo. Los temas incluyen derechos de propiedad, el islam, religión y moralidad, y la crisis en la física, entre muchos otros.

La conferencia de Leonard Peikoff, titulada Why Should One Act on Principle, también está a disposición de quienes estén registrados en www.aynrand.org

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,


martes 12 de junio de 2007

 

El comunismo, un ideal maligno

"Cuando, a la edad de 12, en tiempos de la revolución rusa, escuché por primera vez el principio comunista de que el hombre debe existir para al bien del estado, percibí que este era el tema esencial, que este principio era maligno, y que no podía sino conducir a algo maligno, independientemente de sus métodos, detalles, decretos, políticas y promesas". Esto escribió Ayn Rand en la introducción a We the Living.

Décadas después, aquella malignidad se cuenta por millones y millones de cadáveres. De millones y millones personas muertas por el hambre, o por la violencia a manos de dictaduras espantosa que pretendían "hacer al hombre nuevo" para alcanzar el ideal comunista.

En fin...hoy, en Washington D.C. se llevó a cabo la dedicatoria del Victims of Communism Memorial, un acto de justicia que recuerda a los que murieron por el ideal maligno de Marx, Lenin, Stalin, Mao, Hoh Chi-min, Castro, y demás.

Rand, que creció en la Unión Soviética, siempre luchó contra el totalitarismo. Consistente, como siempre, no distinguía entre totalitarismos buenos y malos. Sabía que todo totalitarismo atenta contra la dignidad humana y que por eso es intrínsecamente malo. Maligno.

Luis Figueroa

Etiquetas: , ,


viernes 2 de marzo de 2007

 

Conmemoración de Rand

El martes 6 de marzo se recordará la muerte de la filósofa Ayn Rand. Una buena ocasión para leer El Manantial, La rebelión de Atlas, o La virtud del Egoismo; libros de ella que están disponibles en la librería Sophos y en la del Fondo de Cultura Económica; así como en el Centro de Estudios Económico-Sociales.

También es buena oportunidad para ver el vídeo Ayn Rand, a Sense of Life, que está en Take One, la tienda de vídeos que está en la Plaza Futeca, de la zona 14.

Luis Figueroa

Etiquetas: , , , , , , ,


jueves 1 de marzo de 2007

 

Rand en la MPS

Cuando yo tenía unos 13 años, para una Navidad, mis hermanos y yo entramos a la sala; y alrededor del Nacimiento y del árbol navideño vimos nuestros regalos y empezamos a abrirlos. Mis padres observaban desde un rincón y nosotros no notábamos nada raro. En eso mi papá me preguntó: “¿No viste atrás?” Y como no lo había hecho contesté que no y volví la cabeza; sólo para encontrarme con la increíble sorpresa de que allí había una motobicicleta con una gran moña roja.

Ahora imagínese el reguero de adrenalina y cómo me daba de vueltas la cabeza.

Por esos años leí que en Milán había un indigente cuyo sueño era asistir a una presentación en La Scala. Un revista lo bañó, le puso esmoquin y lo mandó a la opera en limosina. Pues así mismo, como se debe haber sentido aquel indigente y como me sentí cuando vi la bicimoto, fue que me sentí cuando recibí la invitación para asistir al Mont Pelerin Society General Meeting 2006.

Sin bulla y en privado, el mismo se celebró aquí en Guatemala, del 5 al 10 de noviembre de 2006, y coincidió con el año en que se celebran los 35 años de la Universidad Francisco Marroquín, que actuó como anfitriona.

Usted dirá que qué le pasa a este que se emociona así con un encuentro de economistas, filósofos, historiadores, periodistas y otros. ¡Pero no es cualquier encuentro! Es uno que sigue los pasos de Aristóteles, Smith, Locke, Hume, Ortega y Gasset, Alberdi, Rand, Mises, Hayek y Friedman, entre otros íconos de la civilización occidental.

Es caminar ese sendero en compañía de David Kelley, Leonard Liggio, Thomas Hazlett, David Friedman, Carlos Sabino, Alberto Benegas Lynch (h), James Tooley, Michael Novak, Carroll de Rodríguez, Dwight Lee, Bruce Benson, Andrew Morris, Roberto Blum, Mary O´Grady, Richard Epstein, Charles Baird, Tom Palmer, David Schmidtz, Manuel F. Ayau, Giancarlo Ibárgüen, Ed Crane, Roberto Salinas, Karen Horn y José María Aznar entre muchos otros.

La MPS fue establecida después de la Segunda Guerra Mundial como iniciativa de F.A. Hayek. Parte de la idea de que los valores fundamentales de la civilización están en peligro; pero el grupo no busca crear una ortodoxia, ni formar un partido, o hacer propaganda. Su objetivo es facilitar el intercambio de ideas entre personas que comparten los mismos principios, propios de una sociedad de personas libres, así como estudiar los resultados, las virtudes y los defectos de los sistemas de mercado.

La Sociedad tiene unos 500 miembros en más de 40 países. Entre aquellos, se encuentran varios intelectuales que han recibido el Premio Nobel, como James M. Buchanan y Vernon L. Smith que, por cierto, también son doctores honoríficos de la UFM. Para Guatemala es un honor que Manuel F. Ayau, rector emeritus de esa casa de estudios, presidiera la MPS de 1978 a 1980.

¿Qué confirmé durante mi experiencia en la MPS? Pues que sin Estado de Derecho son imposibles el desarrollo y el bienestar. Que lo que es correcto es más importante que lo que funciona. Que no debemos esperar a que nuestra vida, o nuestra honra estén en peligro, para defender la libertad. Que las personas que son grandes intelectualmente, son las más generosas y magnánimas. ¡Todo eso y mucho más! Ahora ya me quité el esmoquin, y estoy de vuelta en la vida normal.

¡Por la libertad y la razón!

Luis Figueroa*

*Luis Figueroa es columnista del diario guatemalteco Prensa Libre y profesor de Filosofía Social en la Universidad Francisco Marroquín.

Esta entrada fue publicada originalmente en el diario Prensa Libre el 18 de noviembre de 2006.


 

Un spa intelectual

Con sesiones sobre filosofía, la obra de Ayn Rand, ciencia cognitiva, matemáticas, el amor, música y poesía, el Summer Seminar 2006 de The Objectivist Center fue un spa intelectual.

Fueron 5 días de sesiones que empezaban puntualmente a las 8:30 e iban terminando a eso de las 21:00, para luego continuar en The Common Room con música, cerveza y pretzels. El Summer Seminar de TOC es una oportunidad para intercambiar conocimientos; pero también lo es para conocer gente extraordinaria con la cual uno no sólo comparte valores, sino que se muestra generosa a la hora de compartir ideas.

Yo tenía ganas de ir al Seminario desde que un amigo fue en 2000 y regresó contando maravillas. Yo esperaba mucho porque siendo estudiante de objetivismo estaba convencido de que iría a escuchar a grandes como David Kelley, Tibor Machan y Ed Hudgins; pero mis expectativas se quedaron cortas.

En esta ocasión conocí la música de Mussorgsky, gracias a Michael Shapiro; y se me erizaron los brazos al escuchar los poemas de Berton Braley, gracias a Linda Abrams. ¿Quién iba a decir que, después de haber perdido consistentemente la clase de matemáticas durante toda la secundaria, yo iba a lamentar no haber ido a la clase de Marty Lewinter sobre The Beauty and Cleverness of Mathematics?

Ahora que he regresado he notado que todavía existe la creencia de que todos los objetivistas son parte de un grupo cerrado de ortodoxos; y ciertamente que, al menos en TOC, eso no es así. He concluido en que aunque todos compartimos un profundo respeto por la obra de Ayn Rand, en este grupo en el que hay gente de entre 20 y 80 años de edad, abundan la benevolencia y el amor por la libertad, valores que descartan toda actitud hostil hacia el intercambio de ideas y a los cuestionamientos propios de la ciencia y de la filosofía.

¿Qué me dejó el Seminario? Me dejó más convicción en la necesidad de ser consistente, más conocimientos, más confianza en que le gente buena es mucha más de la que a veces estamos dispuestos a creer que hay y muchas ganas de volver.

¡Por la libertad, y la razón!

Luis Figueroa*

*Luis Figueroa es columnista del diario guatemalteco Prensa Libre y profesor de Filosofía Social en la Universidad Francisco Marroquín.

 

¿Por qué?

"Mi filosofía", dijo Ayn Rand, "es el concepto del hombre como un ser heroico, cuyo propósito moral en la vida es su propia felicidad, para quien la realización productiva es su más noble actividad, y la razón su única guía".

Cuando yo acababa de salir de la secundaria mi abuela Frances me regaló un libro y me dijo: “Léelo, que es muy bueno. Lo único es que la última parte es muy filosófica”. Ese libro, ¡uno de los mejores regalos que he recibido en mi vida!, fue Atlas Shruged, de Ayn Rand. Un año más tarde, poco más o menos, Lissa Hanckel, mi profesora en la Universidad Francisco Marroquín, me dio a leer The Night of January 16th., una obra de teatro por la misma autora.

A partir de entonces no me contuve, y leí The Fountainhead, Anthem, y muchas obras más de Rand, o sobre su filosofía. Y estaba en el lugar correcto. La UFM, en Guatemala, era el lugar más apropiado para empezar mis estudios de objetivismo ya que la misión de esta casa de estudios es “la enseñanza y difusión de los principios éticos, jurídicos y económicos de una sociedad de personas libres y responsables”. Y su fundador, Manuel F. Ayau, así como su actual rector, Giancarlo Ibárgüen S. entre muchos otros amigos, profesores y directivos, incluidos Warren Orbaugh y Ricardo Rojas, conocen y respetan la obra de Rand.

En este sitio, aquellos que vemos al hombre como un ser heroico cuyo propósito moral en la vida es su propia felicidad y aquellos que creemos que es posible una sociedad de personas libres y responsables, tenemos otro punto de encuentro. Y también lo tienen aquellos que no conocen a Rand.

Para principiar, hoy que es inaugurado este sitio, le invito a ver el documental Ayn Rand, A Sense of Life, de Michael Paxton. Este está disponible, para usted, en Take One, la tienda de vídeos que está en la Plaza Futeca de la zona 14.

En 1997 esta extraordinaria presentación de la vida y obra de Rand obtuvo una nominación para el Premio de la Academia al mejor documental; y en 1998 alcanzó el Goleen Satellite Award, en la misma categoría.

La disponibilidad de este documental, en Guatemala, es una buena forma de celebrar y de compartir la alegría de contar con Libertate viam facere como un punto de encuentro para estudiantes de objetivismo.

Si usted cree que la realidad existe como algo objetivo y absoluto; que la razón –o sea la facultad que identifica e integra el material provisto por los sentidos– es el único medio que tienen las personas para percibir la realidad, su única fuente de conocimiento, su única guía para la acción, y su medio básico para sobrevivir; que toda persona es un fin en sí misma y no un medio para los fines de otros; y que el sistema político y económico ideal es el capitalismo de laissez-faire; seguramente disfrutará de A Sense of Life y querrá saber más del objetivismo.

Y si usted no está de acuerdo…pues que eso no le detenga. Intercambiemos ideas.

¡Por la libertad, y la razón!

Luis Figueroa

El autor es columnista del diario guatemalteco Prensa Libre y profesor de Filosofía Social en la Universidad Francisco Marroquín.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]